viernes, 28 septiembre 2018
FSC México celebra el FSC Friday

FSC Friday

FSC México muestra sus ambiciones y su fuerza en un evento que reúne a productores comunitarios, académicos y consumidores corporativos


La comunidad FSC en México celebró el FSC Friday 2018 evaluando su rápido crecimiento en el país y abriendo nuevos caminos para acelerar el paso hacia el futuro. En un evento que reunión en el Centro CitiBanamex de la capital mexicana a representantes de grandes corporaciones con miembros de comunidades indígenas, a académicos con servidores públicos y a consumidores de todos los tamaños con productores de todos los tipos.

El evento inició destacando una de las particularidades del país: la enorme participación de los productores comunitarios en el universo de certificados de manejo forestal. El país es pionero en silvicultura comunitaria a nivel mundial, y eso se refleja en los números de la producción: dos terceras partes de la superficie forestal del país está bajo el régimen de propiedad colectiva de la tierra.

No sólo eso, sino que, mientras que en todo el mundo apenas un tres por ciento de la superficie certificada bajo los estándares del FSC está en manos de alguna comunidad, en México la cifra se invierte: el 98 por ciento de los certificados de manejo forestal son comunitarios. La bióloga Laura Jiménez Bautista, indígena zapoteca y encargada del área de conservación de la Unión Zapoteco-Chinanteca (UZACHI), del sur del país, pidió políticas diferenciadas, que permitan a las cuatro comunidades indígenas que conforman la Unión seguir brindando los servicios ambientales que hoy presta. Desde el otro lado de México, de los bosques de pino de Durango, en el norte del país, el Grupo Sezaric hizo gala de su músculo y volumen, y recordó que hay productos certificados de origen comunitario en México, de gran calidad y competitivos en precio.


En el otro extremo de la cadena productiva, representantes de algunos de los grandes corporativos que se han comprometido a consumir cada vez más productos certificados participaron en un panel sobre certificación. Entre ellos destaca BioPappel, por ejemplo, que ha hecho de su relación con los productores comunitarios un motor para su propia cadena de suministro y una garantía de disponibilidad de materia prima obtenida de fuentes ambientalmente responsables, económicamente viables y socialmente incluyentes. También participaron representantes de Grupo Tok’s, que imprimirá las manteletas de sus cafeterías en material certificado, además de usar otros productos, y de TetraPak, que solamente en México envuelve cerca de siete mil millones de litros de bebidas en cartón certificado FSC.
Una de las mesas que pusieron de manifiesto el esfuerzo innovador del FSC versó sobre los servicios ambientales del bosque, y sobre las posibilidades que la certificación ofrece para mantener esos servicios con buena salud, y para comunicar mejor que eso, efectivamente, se está haciendo. Petra Westerlaan habló con el público sobre el procedimiento para demostrar qué servicios está protegiendo una operación forestal o cómo se está contribuyendo a salvaguardarlos con una política de compras sustentables.

El FSC en México ha empezado una nueva era con nuevos bríos. Con más de un millón de hectáreas de bosques certificados y un número de cadenas de custodia que crece vertiginosamente no sólo en número sino en volumen de productos ofrecidos, se convierte cada vez más en la herramienta más relevante para asegurar un futuro próspero y sustentable.


© Forest Stewardship Council® · FSC® F000221